jueves, 20 de abril de 2017

El Pueblo de la Sima y los bucles temporales

Servir a seres de voluntad e intereses volubles, como nuestros amados Bobugbubilz y Azi Dahaka, a veces trae consecuencias inesperadas. Tiras en la tabla de tu patrón, te sale un resultado inesperado, y ala, a asumir las consecuencias.

Y bueno, eso es más o menos lo que nos ha pasado. Me explico. La salida de El Pueblo de la Sima, aventura para Clásicos del Mazmorreo de la que hablaré un poco más adelante, estaba planeada para el 28 de este mes, es decir, la semana que viene. Sin embargo, uno de nuestros lémures mensajeros se ha perdido al llegar a su destino y, como consecuencia... ¡ha llegado antes de tiempo! Sí, parece raro, pero estas cosas pasan cuando tiras en tablas de resultados aleatorios.

Como consecuencia del error de nuestro esbirro (que será azotado), habrá algunas tiendas que tengan el libro mañana mismo, viernes 21 de Abril, y 7 días antes de la fecha antes mencionada. Por ello, os pedimos que si vuestra amada tienda local no tiene el libro mañana, no os preocupéis y tengáis un poco de paciencia, que en pocos días tendrá a la venta el volumen impío.

La verdad es que nunca imaginé que tendría que disculparme porque un producto esté disponible antes de tiempo, pero los caminos del caos son inescrutables...


Pero bueno, me dejo de zarandajas y os hablo de lo importante: El Pueblo de la Sima. Esta aventura de nivel 1 es extra grande, con 40 paginazas de gozo mazmorril, pues se trata de una versión expandida de la aventura original, que incluye una nueva zona llamada Los Asesinos de la Sima (¿notáis un patrón? ba-dum, chas). Y sin subir el precio. Nos hemos vuelto locos, y luego pasa lo que pasa. ¿Pero de qué va la aventura? Pues de esto:

Han pasado años desde que fuera sacrificada la última virgen: ¡y ahora la bestia de la sima ha despertado de nuevo! Una vez cada generación sale arrastrándose sobre tentáculos ondulantes desde su lugar de reposo en lo más profundo de la gran quebrada, y su inmensa masa bulbosa arrasa la tierra para luego retornar a su letargo de décadas. Pero esta vez es diferente. La Gigantesca Bestia ataca con astucia: partidas de hombres sin rostro y túnicas grises emergen de las tenebrosas profundidades y pastorean los errantes tentáculos de la bestia. ¡El enigmático pueblo de la sima sigue vivo a pesar del paso de los siglos! La tierra tiembla cada noche cuando dirigen los tentáculos primordiales cada vez más lejos, y mientras los campesinos se preguntan: ¿no hay un hombre lo bastante valiente para alzar la espada contra esta amenaza?

A título personal, debo decir que esta es mi segunda aventura de Clásicos del Mazmorreo favorita porque su portada es verde, que es mi color favorito. Normal que acabara siguiendo a Bobugbubilz.

0 comentarios:

Publicar un comentario